EL ORIGEN DE LAS ESENCIAS

DESVELANDO EL MISTERIO DEL AGUA DE BELLEZA TRADICIONAL

La Prairie invita: Con motivo del lanzamiento de Platinum Rare Cellular Life-Lotion de La Prairie, la editora de belleza SunHee Grinnell explora el origen de las esencias en lociones. 

Esencia: Un término utilizado a menudo en el sector de la belleza y el cuidado de la piel, cuyo sonido fluye y suena como la propia sustancia a la que etiqueta. Pero, ¿qué es exactamente una esencia? La palabra “esencia” se define como “la naturaleza inherente de una cosa o idea; ser”. En términos filosóficos, “essentia”, derivado del latín, es la propiedad que hace a una entidad ser lo que es. Si aplicamos esta filosofía al cuidado de la piel, las esencias son sustancias vitales que capturan las propiedades características de los ingredientes de los que proceden, empleándolos para ayudar a restaurar la piel al estado de belleza en el que debería estar. Es clave para la recuperación de todo el ser, y en ella la esencia se mide en su forma original e inmaculada.

Las esencias llevan siglos ocupando un lugar central en el concepto de belleza y cuidado de la piel en Asia. La ancestral guía de belleza japonesa conocida como Miyako Fuzoku Kewaiden ya hacía mención a intricados rituales de belleza que incluían “aguas de belleza”. Este libro, datado de 1813, apunta cómo las geishas deben aplicar oshiroi (polvo blanco) en la piel, luego lustrarla con una toalla, volver a aplicar polvo y lustrar, varias veces, para lograr un tono de piel blanquecino, tan luminoso y radiante como el de la porcelana. De ahí su papel vital en el ritual de belleza diario.

De raíces ancestrales, la esencia —conocida por majestuosas denominaciones como “agua milagrosa” o referida con su nombre más sencillo y modesto, “loción”— toma diferentes formas dependiendo del lugar. En cuanto a su textura, algunas son fluidos espesos, mientras que otras tienen una consistencia mucho más diluida, casi como el agua. En el Extremo Oriente, las fórmulas clásicas incluían ingredientes procedentes de las hojas del té, las algas rojas y el arroz fermentado. La ciencia actual ha ratificado la eficacia de estos elementos, aún vigentes a día de hoy, pero actualizados con sofisticadas tecnologías, justificando así siglos de práctica. Pese a todo, el objetivo de las esencias sigue siendo el mismo: aportar el pH correcto para equilibrar la piel, y si se aplica antes de los sérums, elixires o cremas, actuar como canal para magnificar sus propiedades.

LA INFLUENCIA ASIÁTICA EN EL CUIDADO DE LA PIEL

El hecho de que las esencias hayan tardado algún tiempo en llegar de Oriente a Occidente se debe, entre otros, a que los rituales de belleza asiáticos tradicionales a menudo requerían de múltiples pasos para alcanzar el embellecimiento pleno, mientras que en la sociedad occidental se preferían rituales mucho más sencillas que incluían únicamente jabón, agua y crema. No obstante, el interés por el cuidado asiático de la piel ha ido en aumento hasta alcanzar su punto álgido en 2011, con una mayor deferencia por las prácticas de belleza coreanas, incluyendo el ritual de diez pasos de higiene y cuidado de la piel. Tanto este régimen de múltiples pasos como otros más sencillos suscitan todavía ciertas dudas en lo que se refiere al propósito y el uso de la esencia. ¿La esencia es lo mismo que el tónico?, preguntan algunos. ¿Cuándo se debe usar la esencia? ¿Cuál es el momento adecuado para aplicarla dentro del ritual de higiene y cuidado de la piel?

Para entendernos, el tónico es el segundo paso dentro del ritual de higiene, y sirve para eliminar los agentes contaminantes del día a día, así como los residuos de los propios productos de limpieza, al tiempo que refresca y prepara la piel para el siguiente paso: la esencia. Una esencia facial, por lo general un poco más emoliente que el tónico, incorpora ingredientes activos que penetran profundamente en la piel, abriendo paso para el siguiente paso, que suele ser el sérum o elixir.

La esencia tiene una función equilibrante y perfeccionadora. En algunas culturas asiáticas, la esencia conforma un paso indispensable en la rutina de cuidado de la piel de muchas mujeres, ya que alivia la piel a nivel celular, acelerando una renovación natural que tiene como resultado una piel más lisa y sana, una vez que se incluye en su cuidado de la piel.

La práctica tradicional asiática de diez pasos puede incluir lo siguiente: aceite limpiador; crema o espuma limpiadora; exfoliante suave; tónico; mascarilla (a menudo de noche); esencia o loción suavizante, tal y como se la denomina a veces; sérum; hidratante; crema para rostro y cuello, y protección solar de amplio espectro, a menudo SPF 50, aplicada por la mañana.

EL ORIGEN DE LA LIFE-LOTION
Platinum Rare Cellular Life-Lotion

Conocedora de la importancia vital de la esencia como paso fundamental en la ritual de cuidado de la piel, La Prairie presenta un nuevo producto dentro de la  Platinum Rare Collection denominado Life-Lotion, una esencia en loción. Pensada como tratamiento perfeccionador de la piel, Platinum Rare Cellular Life-Lotion debe ser aplicada antes del sérum, tal y como hemos indicado antes.

De acuerdo con el Dr. Daniel Stangl, director de innovación de La Prairie, "para Platinum Rare Cellular Life-Lotion, además del Complejo Celular Exclusivo de La Prairie, nuestros científicos suizos han combinado el péptido de platino con ingredientes de gran poder detoxificante que tratan por primera vez en la historia todo el espectro de eliminación de toxinas. Dada la importancia de la detoxificación como primer paso en la renovación de la piel, La Prairie ha creado una esencia en loción que prepara la piel para un viaje de haute-rejuvenation’.

Para lograr los máximos beneficios de la Platinum Rare Collection, se recomienda seguir estos pasos: después de la limpieza y el tónico, se debe aplicar Platinum Rare Cellular Life-Lotion —mañana y noche—, seguido de  Platinum Rare Cellular Serum por la mañana y Platinum Rare Cellular Night Elixir por la noche. Estos deben ir siempre acompañados de Platinum Rare Cellular Cream. Sea cual sea el ritual de limpieza, hay que seguir siempre una sencilla regla: el orden de aplicación siempre debería ir desde la textura más ligera a la más rica.

Con el tiempo se ha comprobado la eficacia de las ceremonias de belleza más elaboradas procedentes de Oriente. Ahora, gracias a la biotecnología avanzada y a los ingredientes innovadores, todo el mundo puede beneficiarse de esta ritual de varios pasos de eficacia probada, pero de manera más rápida y sencilla en línea con el estilo de vida moderno.