Capítulo dos

LOS ORÍGENES
DE LA PRAIRIE

Desde su creación a partir del trabajo pionero del Dr. Niehans, la Clínica La Prairie ha sido conocida por ser un santuario dedicado al rejuvenecimiento.

Desplácese arriba y abajo para explorar

CLÍNICA LA PRAIRIE

La Clínica La Prairie abrió sus puertas por primera vez en 1931. Su objetivo era combinar la ciencia más avanzada, el rejuvenecimiento y la vitalidad bajo el liderazgo científico del Dr. Paul Niehans. La Clínica La Prairie se alojó originalmente en una casa señorial del siglo XVI, de acuerdo con los archivos comunitarios de Montreux.
Un remanso de paz y tranquilidad, la clínica está ubicaba en la ribera suiza con vistas al lago Lemán y a los Alpes suizos.
Numerosos líderes y artistas internacionales la visitaban en el más estricto secreto. Charles de Gaulle, el emperador Hirohito, miembros de la familia real británica, Sir Winston Churchill, Marlene Dietrich, Greta Garbo, Marilyn Monroe, Pablo Picasso y Georges Braque fueron algunos de sus ilustres visitantes.

Más información
DR. PAUL NIEHANS

Nieto del emperador Federico III de Alemania, el doctor Paul Niehans nació en Berna en 1882. Hijo de un cirujano, el Dr. Niehans siguió los pasos de su padre y estudió Medicina.
Fue médico de combate en la Primera Guerra Mundial, donde adquirió una amplia experiencia.
En 1931, ya era famoso por su experiencia en el campo del rejuvenecimiento y trabajaba como director médico de la Clínica La Prairie en Montreux.
Ese mismo año trató a una señora a la que médicos expertos le habían pronosticado el peor de los diagnósticos. Convencido de que la renovación celular sería beneficiosa para ella, le administró el revolucionario tratamiento.
Gracias a él, se recuperó y vivió una vida llena de vitalidad durante otros cuarenta años. Animado por el éxito de este tratamiento, el Dr. Niehans volvió a la Clínica La Prairie, donde comenzó a administrar su innovadora terapia celular a sus clientes.

Más información
El resto de capítulos
Próximamente

Obtenga acceso exclusivo y en primicia a la próxima sección Editorial de La Prairie y sumérjase en el mundo del lujo.